Blog

Falta de financiación deja a Iraq al borde de una catástrofe humanitaria, advierte la OCHA

Campamento para desplazados iraquíes en las afueras de Erbil, en el norte de Iraq. Foto: UNICEF/Phazou

 

04 de junio, 2015 — La Oficina de Naciones Unidas de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) advirtió hoy que Iraq se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria debido al recrudecimiento de la violencia y un enorme déficit de financiación.

La oficina del organismo en Iraq explicó que las operaciones vitales de asistencia, dirigidas a millones de personas afectadas por el conflicto en Iraq, corren el riesgo de ser suspendidas a menos que se consigan fondos inmediatamente.

En este contexto, OCHA y sus socios en el terreno, solicitaron a los donantes internacionales 497 millones de dólares para cubrir los costos de albergue, comida, agua y otros servicios básicos durante los próximos seis meses.

El llamamiento, lanzado en Bruselas, abarca la asistencia a 5,6 millones de desplazados que han sido víctimas de los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y el Estado Islámico de Iraq y el Levante (ISIS).

El subsecretario general de la ONU, Kyung-Wha Kang, describió el drama humano durante el evento: “Las mujeres y las niñas son secuestradas y son víctimas de violencia y esclavitud sexual de forma sistemática. Algunos niños han perdido a sus padres, otros huyeron a la fuerza para salvar sus vidas. Las familias desplazadas buscan refugio donde pueden, en escuelas y edificios abandonados, al costado de las rutas, en puestos fronterizos mientras esperan para cruzar a un territorio más seguro”, detalló el alto funcionario.

La coordinadora humanitaria de la ONU en Iraq, Lise Grande, señaló que a pesar de los esfuerzos de las agencias dedicadas al tema, más del 50% de esos operativos podrían cancelarse de no contar con financiación.

La oficina de OCHA en Iraq alertó que las necesidades en ese país son enormes y siguen aumentando, al punto que 8 millones de personas requieren socorro inmediato. Sin embargo, advierte que esa cifra podría escalar a 10 millones para fines de 2015.

De hecho, la violencia ha forzado a tres millones de iraquíes a abandonar sus hogares y a desplazarse en al menos 3.000 sitios diferentes a lo largo del país.

Además, existen constantes violaciones de los derechos humanos y el estado de derecho, al tiempo que las tensiones sectarias se agudizan.

 

Falta de financiación deja a Iraq al borde de una catástrofe humanitaria, advierte la OCHA

04 de junio, 2015 — La Oficina de Naciones Unidas de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) advirtió hoy que Iraq se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria debido al recrudecimiento de la violencia y un enorme déficit de financiación.

La oficina del organismo en Iraq explicó que las operaciones vitales de asistencia, dirigidas a millones de personas afectadas por el conflicto en Iraq, corren el riesgo de ser suspendidas a menos que se consigan fondos inmediatamente.

En este contexto, OCHA y sus socios en el terreno, solicitaron a los donantes internacionales 497 millones de dólares para cubrir los costos de albergue, comida, agua y otros servicios básicos durante los próximos seis meses.

El llamamiento, lanzado en Bruselas, abarca la asistencia a 5,6 millones de desplazados que han sido víctimas de los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y el Estado Islámico de Iraq y el Levante (ISIS).

El subsecretario general de la ONU, Kyung-Wha Kang, describió el drama humano durante el evento: “Las mujeres y las niñas son secuestradas y son víctimas de violencia y esclavitud sexual de forma sistemática. Algunos niños han perdido a sus padres, otros huyeron a la fuerza para salvar sus vidas. Las familias desplazadas buscan refugio donde pueden, en escuelas y edificios abandonados, al costado de las rutas, en puestos fronterizos mientras esperan para cruzar a un territorio más seguro”, detalló el alto funcionario.

La coordinadora humanitaria de la ONU en Iraq, Lise Grande, señaló que a pesar de los esfuerzos de las agencias dedicadas al tema, más del 50% de esos operativos podrían cancelarse de no contar con financiación.

La oficina de OCHA en Iraq alertó que las necesidades en ese país son enormes y siguen aumentando, al punto que 8 millones de personas requieren socorro inmediato. Sin embargo, advierte que esa cifra podría escalar a 10 millones para fines de 2015.

De hecho, la violencia ha forzado a tres millones de iraquíes a abandonar sus hogares y a desplazarse en al menos 3.000 sitios diferentes a lo largo del país.

Además, existen constantes violaciones de los derechos humanos y el estado de derecho, al tiempo que las tensiones sectarias se agudizan.

   

La situación humanitarita y de seguridad en Sudán del Sur es grave, alerta el Consejo de Seguridad

La UNMISS protege a civiles desplazados por el recrudecimiento de la violencia en el estado del Alto Nilo, en Sudán del Sur. Foto: UNMISS

03 de junio, 2015 — El Consejo de Seguridad expresó hoy gran preocupación por la situación humanitaria y de seguridad en Sudán del Sur y reiteró su apoyo a la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en ese país (UNMISS).

En una declaración, los miembros de ese órgano de Naciones Unidas expresaron inquietud por los últimos acontecimientos, incluida la decisión del gobierno, el pasado 29 de mayo, de expulsar al representante adjunto del Secretario General y coordinador humanitario de la UNMISS.

El documento subraya que esa decisión muestra un desprecio por la grave crisis que atraviesa el país, considerando que la expulsión fue anunciada después de que el Programa Mundial de Alimentos alertara de los altos niveles de inseguridad alimentaria.

El 27 de marzo, el PMA indicó que esa situación es fruto de una combinación de factores, como el conflicto, los altos precios de la comida y un empeoramiento de la crisis económica.

También representa una ofensa para el papel esencial que cumple la comunidad internacional y las Naciones Unidas a la hora de abordar la situación y ayudar a la población necesitada, señaló el Consejo.

Sus miembros condenaron enérgicamente las repetidas violaciones de los acuerdos de cese de hostilidades y subrayaron que no existe solución militar al conflicto.

Por otra parte, llamaron al gobierno de Sudán del Sur a tomar medidas inmediatas para proteger a los civiles y a los sitios de resguardo de esa población a cargo de la UNMISS, así como a investigar violaciones de ese tipo.

En la declaración, el Consejo advierte de posibles sanciones contra quienes amenazan la paz, la seguridad y la estabilidad de Sudán del Sur.

 

   

Page 28 of 28

Twitter

No tweets found.