Obama insiste en advertencias sobre efectos de cambio climático

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, insistió hoy en su llamado a luchar contra el cambio climático y advirtió sobre el peligro que esto significa, por ejemplo, para Alaska.

En su mensaje semanal, el mandatario señaló que la amenaza del caalentamiento global "es real" y que sus consecuencias están afectando ahora mismo a estadounidenses.

Comentó que el gobernador de Alaska, Bill Walker, le informó sobre el peligro inminente que significa el aumento del nivel del océano para algunas poblaciones de ese territorio.

"Ya el aumento de los niveles del mar están empezando a tragar una comunidad isleña", puntualizó.

"Si otro país -reflexionó Obama- amenazara con acabar con una ciudad estadounidense, haríamos todo lo posible para protegernos. El cambio climático plantea la misma amenaza, ahora mismo".

"Piensen en ello", instó Obama, quien este lunes comenzará una gira de tres días por ese gélido estado.

Âá En su comunicación de este sábado, el gobernante -quien esta semana participó en actos por el décimo aniversario del desastroso paso por Nueva Orleans del huracán Katrina- se refirió al hecho de que el país ha sufrido desastres naturales y pagado facturas económicas debido a los efectos del cambio climático.

Obama mencionó algunos de los efectos que sufren los habitantes de Alaska: "Incendios forestales más frecuentes y extensos. Tormentas más grande surgen a medida que se derrite más rápido el hielo. Parte de la erosión de la costa más rápido en el mundo, en algunos lugares, más de tres pies al año".

Asimismo, señaló que los glaciares de esa región también se están derritiendo, lo cual amenaza el turismo y eleva las aguas del mar.

"Y si no hacemos nada, se proyecta que las temperaturas de Alaska asciendan entre seis y 12 grados para finales de siglo, cambiando toda suerte de industrias para siempre", vaticinó el jefe de la Casa Blanca, quien tiene la lucha contra el cambio climático entre los puntos centrales de su agenda.

Este mes, Obama propuso una regulación federal para reducir las emisiones de metano por la industria petrolera y de gas natural en el país.

El objetivo es reducir los gases de efecto invernadero entre un 40 y un 45 por ciento en la próxima década a partir de los niveles de 2012.

También presentó su Plan de Energía Limpia, el cual busca disminuir para 2030 las emisiones de carbono en centrales termoeléctricas en un 32 por ciento con respecto a los niveles de 2005.

A principios de año, la Casa Blanca extendió la protección de la planicie costera de la reserva nacional ártica en Alaska.

Según Obama, el gobierno ha elevado los estándares de seguridad exigidos a la industria petrolera, aunque, en una controvertida decisión, se otorgó recientemente permiso para explotación en aguas árticas a la empresa de hidrocarburos anglo-holandesa Shell.

"Esta es nuestra llamada de atención. Y mientras yo sea presidente, Estados Unidos liderará el mundo para enfrentar la amenaza del cambio climático antes de que sea demasiado tarde", afirmó este sábado Obama, a poco para la conferencia de Naciones Unidas sobre el clima, fijada para el próximo diciembre en París.

En tanto, muchos políticos republicanos aseguran no creer en las advertencias de la comunidad científica sobre la responsabilidad humana en el calentamiento global y los adversos efectos de este para el futuro de las sociedades.

Twitter

No tweets found.